Body, Mind and Brain in Harmony.

Posted on

Fuente: https://rokahkarate.com/2017/11/08/body-mind-and-brain-in-harmony/

Autor: Avi Rokah Sensei

To continue studying and understanding the practice we do every day.

 

In Karate through many generations, the wisdom and the tools were developed and transmitted to achieve harmony in oneself and with opponent. Those are not beautiful theories only, in karate harmony within oneself and than with the opponent is a necessity. You will get an immediate feedback when facing a good opponent, if you are not “present”, and not in harmony. This harmony has to be there not only when you lie down on the beach, but when you are on the edge, at extreme situations. Mind in karate refers to as heart, feeling, intuitive mind. Harmony in your body means that your body coordinates and integrates, moves in optimal sequences to produce maximum force with least effort, and it instantly follows your intentions. Achieving this level is a long, unending journey, I will describe some of the tools we use. My teacher, Sensei Nishiyama, used to shout at me “don’t use eyes”, “bypass the brain”, and he did not mean that in karate we learn to be stupid and do not use our brains. It means that in karate we strive to achieve balance between brain and mind (heart), conscious and intuition. We make strategies with our brain, we have to be smarter than the opponent, but when the interaction with opponent began there is too much information and too little time for the conscious brain to handle, and then our knowledge, decisions and actions have to come from somewhere else, we have to tap into a different kind of knowledge. Our intuitive mind and breath with our previous experiences together have to perceive the opponent, and carry out our actions. How do we do that? We start by teaching the body to be most effective, moving out of optimal posture, from the ground up, with the the body center as action center and intention center, we don’t have arm or leg movement in isolation, even if one finger moves the whole body cooperates. Step by step we learn to control all phases of technique with the breath to the point that there is no thought of details, there is only intention and breath, the breath is the “trigger” that initiates our action, and also controls the the type of energy in each action, smooth, continuous, sharp shock. At the next level, we learn to “catch” the opponent’s rhythm and action with our breath, our breathing tunes to the opponent’s breath while our eyes observe, monitor, but we do not judge, do not interfere. We say “eyes way back” as if looking at a far mountain so the brain will not interfere, and than we can start seeing the cues and information that are beyond the external movement. We are looking to opponent’s breathing, and moreover looking to opponent’s heart (feeling, intention). Now our breath controls our body action, and interacts, harmonizes with opponent’s breath and rhythm, our breath initiate our action and our breath make the reaction, there is no need for judgement, confirming, which is delaying our movement and cause hesitation, doubt and unstable emotion, it also causes us to get stuck in what we see, in this or other detail, and it blocks are intuitive “antennas”. Breath reaction is a way to avoid over using the brain, allowing intuitive mind to turn on, and it allows us to give everything without interference of the conscious brain once we move. being intuitive means to be sensitive and see all the cues and information that the opponent gives us without getting stuck on one detail or another. It is not some guess nor it is magic, it is being tuned and allows us to use tools that all of us have. Breath reaction is not enough, it has to work with the previous experiences we accumulated, since with time we face many circumstances and know all the possibilities the opponent has, and also our nervous system is wired properly and we have the skills to handle any attack with ease. So we have step by step tools to allow our mind, brain and body to work in unison, but , it is not a math formula, and takes a lot of trial and error, making mistakes and adjusting. Wayne Gretzki, the hockey great, had it, that is why he could be the best hockey player ever without being the most athletic. But only in karate we have systematic method that allow any person to achieve those levels. In karate we say “think by mind (heart), act by ki (mental energy from body center)”, we say “you don’t see (with eyes) yet you see (with heart), you don’t hear yet you hear, you don’t know (with brain) yet you know (with subconscious mind)”. and everyone can achieve this level of awareness and intuition with proper training and dedication.

 

Anuncios

Nuevo dojo

Posted on

En julio, comenzamos las actividades en nuevo local.

La escuela sigue creciendo!!!…

Comienza tu práctica de Budo a través de Nishikikan – Escuela de Karate-do.

En el mes de julio, lanzamos la promoción de 2 x 1.

Los esperamos…

La Tradición Continúa…

Más sobre Kata . . .

Posted on

Autor: Patrick McCarthy

Fuente: https://karateyalgomas.com/2017/09/22/mas-sobre-kata/

Para un principiante de Karate-do, el kata es el vehículo a través del cual se aprenden por primera vez los principios centrales de la defensa personal. Si hay algo más a ser descubierto más allá eso, es algo que sólo se manifiesta tras intenso estudio y miles y miles de repeticiones; una práctica que le obliga a uno a dirigir su atención hacia el interior. Miyamoto Musashi, un samurai bien conocido del Japón feudal, al describir el ritual del kata, escribió una vez: “Senjitsu no keiko Tan To ii, Banjitsu no keiko Rento Yu” (“1.000 días para forjar el espíritu, 10.000 para pulirlo”).
Los profesores sabios advierten a menudo que cuando el espíritu de repetición no se cultiva adecuadamente o, incluso peor, se pierde, el ritual del kata se vuelve tranquilo, incluso aburrido. Una expresión popular entre los viejos maestros de Okinawa dice que no se pueden poner límites en el entrenamiento de kata, asimilación filosófica, o introspección prolongada.
Un principio confuciano (Analectas 7:8), que se extiende al Budo japonés, describe al maestro que no está dispuesto a iluminar a aquellos sin entusiasmo, ni a educar a aquellos que no están ansiosos por aprender. No se repetirá para aquellos que, cuando él levanta una esquina, no regresan con las otras tres. Es la responsabilidad del discípulo mantener el entusiasmo y deseo de buscar el significado más profundo del Karate-do.
Consumido en y por el kata, capas impermeables de silencio protegen a uno de las distracciones, tanto externas como internas. La confusión interna se disuelve poco a poco hasta que ya no existe en absoluto. Regulando el flujo de aire desde el interior del cuerpo y sincronizándolo con la ejecución de cada contracción física, el kata llega a ser un poderoso vehículo de introspección a través del cual la ejecución externa y el pensamiento interno se corresponden en armonía. Las interrupciones externas e internas se van convirtiendo lentamente en un rugido sordo hasta que ya no son más molestas que el sonido distante de un trueno.
Capturado por la esencia de la introspección, las concesiones personales, el entrenamiento diligente, y la asimilación filosófica establecen un equilibrio interno. A través de este equilibrio, poco a poco se despliega la inmunidad ante las distracciones triviales de la vida. Tanto que, apartarse de las falsas impresiones llega a ser más fácil y más rápido en el tiempo. La respiración es la puerta entre el cuerpo y la mente, entre lo físico y lo espiritual. Desde este punto de vista, el kata se convierte en el vehículo central del Karate, como meditación en movimiento, y el entrenamiento llega a ser tanto mental como físico. Más allá de la extenuación, a pesar de los doloridos músculos, he experimentado paz fluyendo tranquilamente en la brutalidad del Karate-do. A través de esta tranquilidad se alcanza nuestra búsqueda de la realización.
No hay movimientos superfluos en los paradigmas del Karate-do ortodoxo. Cada movimiento representa un principio específico, que se corresponde con su aplicación defensiva. Practicando kata, la ejecución se ve mejorada si el karateka puede visualizar realmente la aplicación física de cada técnica, empleando por tanto diferentes grados de ritmo, potencia, y enfoque. Sabiendo esto, podemos entender mejor lo que quería decir el Maestro Kinjo Hiroshi cuando dijo: “La ejecución de la técnica revela la comprensión de la misma”.
Hasta comienzos de este siglo, la mayoría, si no todas las disciplinas locales de Okinawa giraban alrededor de uno o dos katas. Sin embargo, durante la era de Itosu Ankoh, esta tradición cambió en gran parte debido a la introducción y popularidad del Toudi-jutsu (el nombre que se utilizaba entonces) en el sistema educativo. Posteriormente, cuando el Toudi-jutsu fue llevado a las islas principales (Japón), la instrucción en grupo, clubes escolares, y el formato competitivo revolucionaron completamente la práctica de kata y el estudio del Karate-do.
Antes del comienzo de este siglo, la curiosidad en las islas principales de Japón sobre el Toudi-jutsu surgió por primera vez por la atención que obtuvo cuando el Ejército Imperial consideró su valor como un complemento del entrenamiento físico. Impresionados por el acondicionamiento físico de varios reclutas okinawenses durante sus exámenes médicos en 1891 [14], el Ejército a la larga abandonó su interés en el Toudi-jutsu por los métodos de entrenamiento poco seguros, la mala organización y la gran cantidad de tiempo necesario para llegar a ser competente. No obstante, eso fue después de que surgiera una campaña local en un esfuerzo por modernizar su práctica. El movimiento, liderado por Itosu Ankoh (1832-1915), llegó a tener éxito cuando, a principios de siglo, el Toudi-jutsu llegó a formar parte del programa de educación física del sistema educativo de Okinawa. Al vincular el pasado con el presente, la cruzada de Itosu para modernizar el Toudi-jutsu resultó fundamentalmente en una modificación de su práctica.
Más allá de la carta de Itosu al Ministerio de Educación y al Departamento de Guerra en 1908, hay poco testimonio para apoyar (o negar) alegaciones de que el Toudi-jutsu fue desarrollado para preparar mejor a los reclutas para el servicio militar. No obstante, en última instancia el Toudi-jutsu fue introducido en el sistema educativo de Okinawa con el pretexto de que jóvenes con cuerpos sanos y buen carácter moral eran más productivos en la sociedad japonesa moderna.
Con el Maestro Itosu eliminando mucho de lo que fue considerado entonces demasiado peligroso para niños de escuela, el énfasis cambio de un arte de autodefensa a un pasatiempo cultural para actividad física que subrayaba el valor de la práctica de kata en grupo, pero descuidaba su bunkai. Ignorando la base espiritual sobre la que se sostenía y no enseñando las aplicaciones ocultas de autodefensa (para dejar inválido, mutilar, o incluso matar, traumatizando zonas anatómicamente vulnerables), la vieja disciplina se volvió críptica, y evolucionó una nueva tradición. Estos paradigmas geométricos prácticamente llegaron a ser únicamente ejercicios para la salud y la forma física durante la generación de Itosu Ankoh.
Este radical periodo de transición representó el fin de un arte secreto de autodefensa y el nacimiento de un fenómeno recreativo único. Este fenómeno fue introducido a las islas principales de Japón, donde a la larga se ajustó a las fuerzas de la “japonización” y floreció como una extraordinaria disciplina recreativa.
Cuando se comparan con los paradigmas maternos del quanfa chino, los katas tradicionales del Karate-do son notablemente diferentes. Sin embargo, sin entender cómo afectan las fuerzas antropológicas al crecimiento y dirección de cualquier fenómeno cultural, es como mínimo desconcertante imaginar realmente la conexión entre el Karate-do japonés y su progenitor, el quanfa.
Comprendiendo la matriz social desde la que evolucionó, podemos entender con más facilidad cómo la sociedad inflexible y ritualista de Japón transformó estas tradiciones chinas anteriormente cultivadas en la vieja Okinawa. Un viejo kotowaza (proverbio) japonés describe acertadamente cómo las cosas o las personas que son “diferentes” (no en equilibrio con el wa) a la larga se adaptan o son frustradas metódicamente por las omnipotentes fuerzas culturales de Japón: “Deru kugi wah utareru” (“un clavo que sobresale a la larga recibe un martillazo”).
Como destaqué anteriormente, en la actualidad hay varios estilos de Karatedo japonés ya que cada generación ha producido autoridades que han encontrado razones para reinterpretar los principios del Karatedo. No obstante, si uno mirara con la suficiente profundidad, pronto sería obvio que los principios sobre los que descansa la subyugación combativa son universales.
En su reveladora tesis (en la Universidad de Budo de Japón en 1990) sobre la evolución del Budismo Zen y sus efectos sobre la cultura japonesa, Suzuki Kakuzen Sensei [15], describió acertadamente cómo las variaciones en el comportamiento humano (personalidad/actitud) eran responsables del advenimiento de las diversas sectas Zen.
Comparando su tesis con la gran cantidad de interpretaciones eclécticas del Karate, es fácil llegar a la misma conclusión: el estilo es directamente proporcional a la experiencia, personalidad, y naturaleza de su creador y/o aquellas personas más responsables de su transmisión. Hay un solo mensaje, mantuvo Suzuki, sin embargo, muchas formas de enseñarlo. Un popular kotowaza utilizado por hombres de Budo en Japón dice: “Muchos caminos suben una montaña, pero aquellos que alcanzan su cima ven una única luna”. Los principios sobre los que yace la autodefensa nunca varían, como lo hacen las personalidades humanas, por lo tanto, deberían ser esos principios los que nos esforzamos por dominar.
Tras ser introducidos a las islas principales de Japón, los katas del Toudi-jutsu de Okinawa, como otras disciplinas japonesas ritualizadas, evolucionaron a tradiciones elegantes pero fijas, bellas en su simplicidad. Comparadas con la complejidad de las formas del quanfa chino que, como otras facetas de la sociedad china, permanecieron abundantes pero enigmáticas.

Autor: Patrick McCarthy actualmente ostenta el título de Shihan y el 8ºDan en Karate-do, autorizados por Kinjo Hiroshi. Es el director de la International Ryukyu Karate Research Society (Sociedad Internacional de Investigación del Karate de Ryukyu) y vive en Brisbane, Australia.

 

¿Por qué tu maestro te hace trabajar los fundamentos una y otra vez?

Posted on

Fuente: http://www.rincondeldo.com/por-que-tu-maestro-te-hace-trabajar-los-fundamentos-una-y-otra-vez/

Autor: Juan Antonio García Ruiz

Para leer y comprender los porqué del entrenamiento diario.

Buena lectura y mejor comprensión!.

 

Los maestros de artes marciales dan mucha importancia a la técnica fundamental. Las bases de un sistema son consideradas casi sagradas y se repiten hasta la saciedad.

Esto parece comprensible cuando se trata de alumnos principiantes o que aún no han alcanzado un nivel alto. Los fundamentos, como su nombre indica, son la base sobre la que se sostiene un arte marcial. Por tanto son lo primero que debemos aprender. Cuando nos introducimos en una disciplina desconocida, un buen manual nos ayudará a entenderla, y a partir de ahí podremos leer y comprender textos más especializados, sobre cuestiones más concretas de esa disciplina. Pero lo básico, lo más importante, está en el manual. La técnica fundamental es el manual de las artes marciales.

Sin embargo, cuando se trata de alumnos avanzados, con niveles altos, que ya han “leído” las bases… ¿por qué se empeñan los maestros en seguir trabajando los fundamentos?. Lamentablemente creo que hay veces en que podemos responder con un triste “porque no saben más que eso”. Pero, no siempre será este el caso, ¿no?. Maestros de trayectoria contrastada y de amplios conocimientos, fuera de toda duda, también suelen insistir en la repetición y el estudio de las técnicas de base. ¿Por qué tengo que seguir trabajando esto?, – se preguntan a veces los alumnos  – ¡si lo he repetido miles de veces y ya sé hacerlo!.

Un amigo y gran maestro me contó una historia:

“El Dojo de Morio Higaonna en Okinawa (uno de los más reconocidos Sensei de Karate Goju Ryu) tiene una pequeña ventana que da a la calle y desde la que se puede ver el tatami. Cierto día, un alumno pasaba por allí y se asomó con la esperanza de ver al maestro practicando, y averiguar así cuál es el secreto de su Karate. Tuvo la suerte de poder observar como Higaonna Sensei ejecutaba una y otra vez un potente chudan uke (defensa media). Cuando se aburrió de ver repetidamente la misma técnica, se marchó decepcionado. Al cabo de un par de horas, de regreso, volvió a pasar por el dojo, y decidió probar suerte de nuevo y asomarse a la misma ventana. Para su sorpresa, el maestro seguía realizando chudan uke. En ese momento comprendió el secreto del karate de Morio Higaonna Sensei.”

¿Repetir las técnicas fundamentales durante horas?, ¿puede ser éste el secreto de las artes marciales?, Pues sí… pero no. Con repetir no basta. Si se llaman fundamentales debe ser porque son el fundamento de algo más, ¿no te parece?. Las técnicas de base contienen los principios que rigen el sistema o el estilo. Por eso sobre ellas se asienta el aprendizaje, o lo que podemos llamar “evolución”. Pero esta evolución no se construye simplemente repitiendo, sino que es necesario el estudio, la práctica consciente… Con la ejecución sistemática de series interminables de técnicas, sin reflexión ni análisis, no es suficiente para evolucionar.

tecnica fundamental diagrama 1

Así que parece que es necesario comprender bien las bases, de acuerdo. Pero entonces, una vez se han practicado y estudiado ¿para qué volver a practicarlas y estudiarlas?, ¿no sería más productivo emplear el tiempo y esfuerzo en seguir progresando, en vez regresar a algo que ya hemos entendido?. Si vemos la evolución marcial como algo lineal, desde luego no tiene mucho sentido volver atrás. Desde esta perspectiva, las bases se practican y se aprenden, y ya no es necesario trabajarlas de nuevo.

Representación gráfica de la evolución en el tiempo de un practicante que practica la técnica básica y progresa partir de ella, según un modelo lineal del aprendizaje

Sin embargo, ¿alguien piensa que Morio Higaonna Sensei está aún en una fase de aprendizaje de la técnica básica?. Creo que esta hipótesis podemos descartarla ¿verdad?. Entonces, ¿por qué sigue practicando chudan uke?, ¿es posible que la evolución marcial no sea lineal, sino cíclica?. Como hemos señalado, los fundamentos nos sirven de punto de partida para seguir aprendiendo. Pero esta evolución nos permite, a su vez, profundizar en las técnicas básicas y entenderlas mejor. Verlas desde una nueva perspectiva, y tomarlas, de nuevo, como punto de partida para seguir evolucionando. Y así una y  otra vez.

tecnica fundamental diagrama 3

Seguramente el maestro Higaonna no estaba simplemente ejecutando repeticiones de chudan uke: estaba estudiándolo. Sí, ya habrá analizado esta defensa muchas veces, pero tal vez sus experiencias y sus conocimientos pueden ayudarle a descubrir nuevos matices, a desarrollar nuevas ideas. Quizás incluso a darle un nuevo sentido a la técnica.

Por eso los maestros nos hacen practicar una y otra vez los fundamentos. Simplemente te están indicando dónde tienes que buscar, en qué tienes que basarte para seguir evolucionando. Te están dando un manual y diciéndote que lo tomes como referencia, como libro de consulta. Que apoyes en él tu aprendizaje, porque encontrarás ahí todo lo importante que necesitas para progresar.

Así que la próxima vez que tu maestro te haga practicar los desplazamientos, las defensas básicas o las caídas, evita expresiones de resignación, los gestos de disconformidad, las caras largas… Y dale las gracias.

 

 

Metodología y Técnica : Didáctica (el individuo y el grupo)

Posted on

Fuente: https://karateyalgomas.com/2017/10/06/metodologia-y-tecnica-didactica-el-individuo-y-el-grupo/

Autor: Curso de Monitores y Entrenadores FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE KARATE.

Artículo para leer, que aporta y reafirma conceptos sobre el proceso de enseñanza que los profesores deben de saber o al menos tener en cuenta para conocer los grupos que tienen a cargo.

 

EL INDIVIDUO

I) CARACTERÍSTICAS DIFERENCIADORAS

Cada ser Humano es una entidad única y compleja, por este motivo es importante intentar comprender a cada individuo desde una perspectiva global y no solamente desde algún aspecto de su persona.

El efecto “HALO”: el profesor se deja arrastrar porque un alumno destaca tanto en el sentido positivo como el negativo. Esto envuelve al alumno en un “Halo brillante “ haciéndole destacar entre el grupo. Es importante, omitir esta diferenciación para que nadie se sienta diferente.

El conocimiento de las características del alumno es una de las premisas más importantes para una enseñanza sistemática. La valoración de la capacidad inicial del alumno es un paso necesario para el diseño de una enseñanza coherente con la realidad.

A lo largo del proceso Enseñanza-Aprendizaje, el profesor llega a conocer muy bien a sus alumnos. En la actividad física estos conocimientos se llegan a manifestar plenamente.

El conocimiento progresivo de los alumnos nos lleva a la comprensión global del individuo y esto deberá sentar las bases para situarnos por encima de fobias o favoritismos.

El profesor debe valorar lo mas objetivamente posible una serie de parámetros en sus alumnos con el objetivo de poder hacer un diseño efectivo y preciso para la enseñanza.

No siempre podremos tomar datos precisos al inicio de nuestro contacto con los alumnos, pero si podremos tomarlos en períodos parciales para conseguir con ello un todo que nos ayude en el objetivo final. Sin embargo podremos obtener unos datos de carácter general que nos pueden ayudar al inicio de nuestra labor.

Las características individuales de los alumnos con referencia al movimiento corporal, están vinculadas a las etapas evolutivas en cuanto al desarrollo motor del individuo se refiere.

a) El nivel de desarrollo, viene matizado por:
– la herencia.
– El medio.
– La cantidad y el tipo de estimulación.
– La práctica a que haya sido sometido.
– La experiencia previa en la realización de la actividad (este es un elemento importante de diferenciación).
– Todas en conjunto, nos marcarán la diferenciación individual en las dos áreas básicas de desarrollo de nuestra materia.

1- Nivel de desarrollo de la habilidad motriz.

2- Nivel de desarrollo de la condición física.

b) La motivación es otro de los elementos diferenciadores de la conducta del alumno y en ella in fluyen:
– El éxito (mayor o menor) en experiencias previas.
– Las condiciones socioculturales.
– El estatus.
– Las vivencias familiares y el entorno próximo al alumno.

RESUMIENDO

Cada individuo debe ser considerado individualmente.
No pondremos etiquetas en virtud de sus rasgos sobresalientes.
No les encasillaremos (todos pueden superarse o hundirse).

EL GRUPO

II) CARACTERÍSTICAS DE LOS GRUPOS

Un grupo se puede definir, (Según Krech y Asociados, 1.965) como dos o mas personas que reúnen las siguientes condiciones:
1º.- Las relaciones entre los miembros son interdependientes. (La conducta de uno influye sobre los demás).
2º.- Sus miembros comparten una ideología. (Es decir, un conjunto de valores, creencias y normas que regulan su conducta mutua).

Los grupos pueden clasificarse y de hecho lo están según sus características:

UNA CATEGORÍA: Grupo de individuos que comparten una característica, por ejemplo, los entrenadores de Karate.

UN AGREGADO: Categoría de personas que comparten un mismo espacio-tiempo, por ejemplo los entrenadores de Karate reunidos el día X a la hora X en la sede de la FCK.

UN GRUPO FUNCIONAL: Grupo en el que sus miembros comparten un objetivo o meta común y están involucrados en un proceso continuado de interacción social.
Este último es el grupo que tiene interés para nosotros.
Hay diferentes formas en las que un individuo puede llegar a formar parte de este último grupo.
1.- Por adscripción (un individuo está adscrito a su grupo familiar) su decisión individual no cuenta.
2.- Por adquisición (un individuo decide formar parte del equipo de su barrio).
En este segundo caso se nos pueden plantear dos disyuntivas:

  1. a) Que tenga condiciones suficientes para formar parte del equipo;
    b) Que no las tenga;

Esto dependerá de que el grupo sea:

– PERMEABLE O ACCESIBLE (Deportes Juego);
– IMPERMEABLE O INACCESIBLE (Deporte Elite);

Esto nos lleva al estudio de las características de los grupos:

PERMEABLE O ACCESIBLE

Es un grupo que llamaremos PRIMARIO, las relaciones interpersonales se realizan en un clima de intimidad de manera abierta, cara a cara y en un ambiente relajado e informal. (El equipo de fútbol del los amigos del barrio).
En este grupo las relaciones personales humanas son el factor de máxima valoración y el grupo es considerado un fin en si mismo.

IMPERMEABLE O INACCESIBLE

Es un grupo que llamaremos SECUNDARIO, Los contactos entre miembros están ajustados a normativa externa. (El equipo de fútbol profesional). Lo que cuenta es la consecución de las metas propuestas.

Los grupos pueden transformarse de Secundario en Primario en cuanto a la relación entre sus componentes, para ello la labor del entrenador es primordial pudiendo sacar provecho de esta evolución dentro de su docencia.

III) EL GRUPO DE TRABAJO

Es el grupo de personas con el que tenemos desarrollar nuestra labor docente. Existen varias características que debemos tener presentes:

a) Se nos pueden presentar individuos que carezcan de motivación para aprender (llegan a nuestra clase obligados por el entorno familiar). Es importante detectar este problema desde un primer momento para evitar que su actitud nos distorsione al resto del grupo y nos impida la cohesión del mismo.

b) En la formación dinámica de los grupos deportivos, se debe tener muy en cuenta el denominado GRUPO DE REFERENCIA para que nos sirva como ejemplo a seguir. Para los jóvenes y adolescentes, los deportistas destacados, constituyen su punto de referencia. Mostrarles su vida, su forma de entrenamiento mediante todos los medios a nuestro alcance (videos, películas, etc.,) constituye una gran ayuda.

c) Otro factor a tener en cuenta es el tamaño del grupo, para deportes de conjunto se considera un grupo ideal, el doble de los participantes en un partido. Para la enseñanza reglada 40 alumnos, pero el grupo ideal oscila entre 20 y 30. Cuanto más numeroso sea el grupo, menos atención directa tendrá cada alumno.

d) Nivel de homogeneidad: se dice que un grupo es homogéneo respecto a determinado aspecto cuando las diferencias individuales de los componentes del mismo e encuentras en unos límites no muy alejados.
Un grupo puede ser homogéneo en un aspecto y heterogéneo en otro, lo que cuenta es saber que tipo de homogeneidad nos interesa.
En el deporte, el objetivo es sacar el máximo provecho de cada uno de los individuos, para lo que puede servirnos el hecho de que el grupo no sea homogéneo y que en la heterogeneidad, se encierre la clave del éxito. Muchas veces es la manera de que el grupo alcance su máximo rendimiento haciendo que la suma del potencial de cada individuo eleve el rendimiento general.
Los criterios de distribución en grupos óptimos en Deporte, están relacionados con el novel del desarrollo motor del alumno y no con su edad cronológica.

e) Es conveniente tener en cuenta lo que llamamos Normas del Grupo, son aquellas que se espera que sus miembros sigan y que son muy importantes en la estructura de cualquier grupo.
En los grupos se establecen normas tanto de carácter formal como informal.
Las de carácter formal las establece el profesor
Durante el proceso de enseñanza, surgen normas que emanan del propio grupo y que son consideradas de carácter informal, estás tienen tanta importancia como las formales y casi nunca se anuncian de manera abierta.
El profesor debe ser consciente y conocedor de la aparición de estas normas, el éxito de su integración con el grupo se basa en gran medida de la forma en que sea capaz de hacer jugar esas normas a su favor.
Es esencial para el profesor/entrenador, mantenerse sensible y receptivo a los procesos del grupo. Cada grupo tanto a más que cada persona es único y en consecuencia el docente deberá mantenerse alerta a los procesos internos que determinan la evolución del comportamiento de los diferentes grupos.

 

¿CÓMO ENFRENTAR EL MIEDO?

Posted on

Autor: Michel Echenique Isasa.

Fuente: “Cómo enfrentar el miedo”, de Michel Echenique Isasa.

Parte 2

Es largo pero vale la pena leer.

Buena lectura!

Natural de Clemont Ferrant (Francia) y naturalizado español. Estudioso de las diferentes filosofías, tanto orientales como occidentales. Fundador (Soke) del Arte Marcial filosófico Nei Kung. Director del Instituto de Artes Marciales Bodhidharma (Artes Marciales Filosóficas).

Posee 30 años de experiencia en el conocimiento de técnicas mentales y físicas orientales (tibetanas, chinas, japonesas y coreanas), habiendo realizado innumerables cursos, seminarios y conferencias en Universidades y Escuelas en más de 15 países de América y Europa. Como escritor, tiene sus obras publicadas en varios idiomas, siendo algunas de ellas:

– “Cumbre y Valles” – “El Arte del Poder Interno” (2 volúmenes) – “La Senda Iniciática de las Artes Marciales” – “Tras la Búsqueda de un Hombre” – “Reflexiones sobre Mundos, Hombres y Misterios” – “Las Dos Puntas” En la Editorial N.A. (www.editorial-na.com): – “Estrategia del Pensamiento”.

Extractamos a continuación, unos párrafos de este práctico, ameno, interesante y utilísimo libro que nos muestra y conduce a través de esos nuestros “miedos”, que muy al contrario de lo que corrientemente creemos, pueden convertirse en armas con las que podemos trabajar en nuestro propio beneficio…

“El miedo es una fuerza de la naturaleza, no es atributo de ninguna persona en especial. Existe desde el fondo de los tiempos y tiene una función natural de protección.

Así, lo que causa problemas en situaciones de riesgo no es el miedo propiamente dicho, sino la temeridad o el abandono de sí mismo.

La situación de inconsciencia del miedo o el ‘miedo al miedo’ genera pánico, con todas las carencias que este último presenta. Nuestro deber es asumirlo, y de esta forma poder realizar las acciones acertadas en el momento adecuado, evitando sufrir de forma innecesaria y aprendiendo una lección con este Maestro de Vida que es: EL MIEDO…”

-Michel Echenique Isasa-

“-El Miedo y el Pánico-

El miedo no es sinónimo de pánico; son cosas completamente diferentes y es importante saberlo. Cuando una persona tiene pánico, no tiene miedo, sino una especie de delirio, de locura. El miedo es dureza, pero al mismo tiempo es pausa. El pánico no tiene pausa, no tiene nada.

Con miedo una persona se detiene ante una situación y se queda completamente inhibida. Con pánico sale corriendo y se rompe la cabeza contra la pared. El pánico se manifiesta por la ignorancia de no saber interactuar con el miedo.

Cuando surge el miedo por algo que sucede, nos desesperamos porque estamos parados, no aguantamos, y, entonces caemos en el delirio del pánico. Cuando el miedo surge y nos deja paralizados, tenemos que quedarnos parados y no desesperados. Si voy caminando por algún lugar donde hay una serpiente, y hay un amigo que viene por el otro lado y que no la ha visto, le digo: “¡Quieto, hay una serpiente!”. Eso es miedo.

Si sucede lo mismo y yo digo: “¡Ahí la serpiente, la serpiente!” y él sale corriendo, eso es pánico. La autosugestión es muy poderosa. Hay situaciones en que se simulan otras situaciones y por la autosugestión algunas personas pueden tener un ataque de pánico.

Ejemplo, en las Artes Marciales a veces realizamos ciertas experiencias en que está todo combinado. Viene un novato y se coloca en posición para luchar con un veterano, viene otro veterano por detrás y lo empuja; el primer veterano finge caer por el empujón. Entonces, este simula darle al novato un puñetazo, pero no se lo da. Pero, el novato cae al suelo y ya cae con un hematoma. Esto es autosugestión.

El pánico tiene poder de sugestión, de crear situaciones irreales, de hacerlas presentarse como si fuesen la mayor realidad, pero es sólo sugestión. Es una gran ilusión que se manifiesta cuando no se quiere lidiar con el miedo. La cesación de las funciones provocadas por el miedo aporta un estado de conciencia-percepción aguda, que permite reconocer el peligro y activar los mecanismos de supervivencia.

Si queremos que alguien luche por su supervivencia, no intentemos evitarle el miedo, porque si retiramos el miedo la persona pierde esa capacidad. Si es consciente del miedo y “se afirma sobre sus pies”, tendrá grandes posibilidades de sobrevivir, porque existen mecanismos de supervivencia en el cuerpo que son poderosísimos, pero nosotros con el pánico los inhibimos.

He asistido a situaciones en que fieras atacaban a un hombre y él, de repente se volvía más fiera que la propia fiera, hasta el punto de que esta salió corriendo. Son los mecanismos de supervivencia; son tremendamente poderosos, por increíble que parezca. Los mecanismos de supervivencia de un ser humano son mucho más poderosos que los de un animal.

Pero normalmente pensamos lo contrario…

-Conclusión-

El miedo no debe ser evitado, el pánico sí. El miedo es una forma positiva y el pánico una reacción negativa. El pánico debe ser evitado a cualquier precio, el miedo no. Cuando llega el miedo, quédese quieto, parado, sereno, calmado. El pánico ha de ser evitado a cualquier precio…

-El Camino a Seguir-

Invertir los procesos de racionalización, motivación y las funciones fisiológicas. Cuando surge una situación de peligro o miedo, parar todos esos procesos con el objetivo de no hacer nada hasta saber lo que está sucediendo.

Condiciones positivas: observar las situaciones para entender lo que está sucediendo. Hasta no saberlo, es poco inteligente intentar hacer algo, para resolver o para huir. El miedo tiene ese reglamento. Mantener la calma y la serenidad por encima de cualquier cosa, eso es supervivencia.

En una situación de riesgo, calma y serenidad es sobrevivir, y eso no es una opción. Si queremos sobrevivir, mantengamos la calma, aguardemos serenos; es la garantía de supervivencia.

La calma es necesaria para poder encontrar el coraje suficiente que permita mantener la presencia de ánimo. En una situación, por más complicada que sea, cuando hay presencia de ánimo, hasta el más débil se vuelve fuerte.

Fue lo que sucedió cuando el señor mayor habló con el ladrón: “No haga eso”. Presencia de ánimo. Es una fuerza anímica que tenemos en el corazón, y cuando la ponemos en acción las cosas cambian…

Antes de saber lo que está sucediendo no hay que hacer nada, pero tenemos que observar las situaciones para entenderlas, mantener la calma, la serenidad y la presencia de ánimo y, además, relajar el cuerpo para actuar con eficacia. La torpeza está en el cuerpo tenso.

Surge una situación, nos quedamos tensos. Está, por ejemplo, la práctica de coger una moneda de la mano de una persona; primero, con el cuerpo tenso, y después, relajado. Si nos relajamos, es seguro que cogemos la moneda.

En una situación así, el cuerpo relajado es garantía de eficacia. Ante una situación de miedo lo primero que hacemos es poner el cuerpo tenso, duro. Por el contrario, tenemos que relajar, que soltar. La fuerza magnética que está en el peligro “se nos pega” cuando estamos tensos y se queda ahí.

Para que no se pegue, sólo hace falta relajar el cuerpo en el momento adecuado. Si el magnetismo se pega pero estamos relajados, fluye, no se queda pegado. En las Artes Marciales utilizamos esto como principio. Alguien está luchando bien y sale limpio, sin un hematoma.

Entra un novato, recibe un golpe y se queda gimiendo, todo contraído y rojo. – ¿Qué sucedió? – Quien sabe luchar, se suelta, se relaja. El fluido magnético fluye, no se interrumpe y regenera células, huesos, órganos, todo, y sale de la lucha limpio y con más energía, porque cada lance trae energía, usted recibe y guarda energía.

Entonces, hay que entender que cuando aparece algo, debemos relajar, y eso sólo se consigue con entrenamiento. Recuerdo que durante los dos primeros años que luchaba con alguien, me quedaba físicamente duro, como una piedra. Con el tiempo, aprendí que la mejor arma contra un adversario es decir quién soy, saludarlo y esperarlo relajado, pues así él se desanima, ya que él quería que me quedara todo tenso.

Cuando comienzo a luchar, él ya se desanimó. Eso enseña el miedo. Si, por ejemplo, estamos relajados y viene un perro y se abalanza sobre nosotros y nos abalanzamos a nuestra vez sobre él, es gracioso porque el perro queda aterrorizado y huye despavorido…

Finalmente, esperar la oportunidad para actuar de forma correcta. Cuando surge la situación, el miedo paraliza. Si nosotros asumimos la posición ante él y cumplimos correctamente el reglamento, vamos a llegar a la solución en el momento adecuado, solo que la solución no se da en cualquier momento, está en un momento determinado, y tenemos que esperar ese momento.

Cuando llega ese momento, actuamos correctamente y se acabó el problema. Por eso hay que tener paciencia, hay que asegurar las cosas siempre dentro de una mentalidad natural, sin dramas, sin locura, sin tragedia. Es una cuestión de supervivencia. Si yo estoy en medio del mar, encima de una tabla y me desespero pensando que me voy a ahogar, termino cayendo y perdiéndola.

El miedo dice: – “Quédate quieto, por el amor de Dios, es sólo una tabla y es la única oportunidad que tienes. Y no es ella quien va a salvarte, sino el que te quedes quieto sobre ella”. Estamos condicionados negativamente, pero tenemos que condicionarnos positivamente, porque es lógico.

Ese es el mejor argumento para actuar de una forma correcta cuando estamos en una situación de peligro. “Para sobrevivir me voy a quedar quieto”, “para superar el problema voy a cumplir esas fórmulas de reglamento del miedo y cuando encuentre la forma de actuar, voy a actuar”.

Toda situación precedida por el miedo produce pensamientos lúcidos, emociones potentes y acciones inusitadas. Son esos los momentos en que surge la magia, en que las personas se vuelven grandes realmente.

No somos grandes por la razón, y sí por acciones inusitadas, que en el momento en que nadie puede hacer nada, nosotros lo hacemos… Un camino de realización superior promueve el desarrollo de las facultades de la voluntad, del discernimiento, de la concentración, de la imaginación, de la atención y de la memoria…

“El pan es algo que se da, incluso se tira. La dignidad es algo que se conquista, que se respeta; y por eso hay cosas que no debemos dejar que sucedan…” -Michel Echenique Isasa-