do

Metodología y Técnica : Didáctica (el individuo y el grupo)

Posted on

Fuente: https://karateyalgomas.com/2017/10/06/metodologia-y-tecnica-didactica-el-individuo-y-el-grupo/

Autor: Curso de Monitores y Entrenadores FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE KARATE.

Artículo para leer, que aporta y reafirma conceptos sobre el proceso de enseñanza que los profesores deben de saber o al menos tener en cuenta para conocer los grupos que tienen a cargo.

 

EL INDIVIDUO

I) CARACTERÍSTICAS DIFERENCIADORAS

Cada ser Humano es una entidad única y compleja, por este motivo es importante intentar comprender a cada individuo desde una perspectiva global y no solamente desde algún aspecto de su persona.

El efecto “HALO”: el profesor se deja arrastrar porque un alumno destaca tanto en el sentido positivo como el negativo. Esto envuelve al alumno en un “Halo brillante “ haciéndole destacar entre el grupo. Es importante, omitir esta diferenciación para que nadie se sienta diferente.

El conocimiento de las características del alumno es una de las premisas más importantes para una enseñanza sistemática. La valoración de la capacidad inicial del alumno es un paso necesario para el diseño de una enseñanza coherente con la realidad.

A lo largo del proceso Enseñanza-Aprendizaje, el profesor llega a conocer muy bien a sus alumnos. En la actividad física estos conocimientos se llegan a manifestar plenamente.

El conocimiento progresivo de los alumnos nos lleva a la comprensión global del individuo y esto deberá sentar las bases para situarnos por encima de fobias o favoritismos.

El profesor debe valorar lo mas objetivamente posible una serie de parámetros en sus alumnos con el objetivo de poder hacer un diseño efectivo y preciso para la enseñanza.

No siempre podremos tomar datos precisos al inicio de nuestro contacto con los alumnos, pero si podremos tomarlos en períodos parciales para conseguir con ello un todo que nos ayude en el objetivo final. Sin embargo podremos obtener unos datos de carácter general que nos pueden ayudar al inicio de nuestra labor.

Las características individuales de los alumnos con referencia al movimiento corporal, están vinculadas a las etapas evolutivas en cuanto al desarrollo motor del individuo se refiere.

a) El nivel de desarrollo, viene matizado por:
– la herencia.
– El medio.
– La cantidad y el tipo de estimulación.
– La práctica a que haya sido sometido.
– La experiencia previa en la realización de la actividad (este es un elemento importante de diferenciación).
– Todas en conjunto, nos marcarán la diferenciación individual en las dos áreas básicas de desarrollo de nuestra materia.

1- Nivel de desarrollo de la habilidad motriz.

2- Nivel de desarrollo de la condición física.

b) La motivación es otro de los elementos diferenciadores de la conducta del alumno y en ella in fluyen:
– El éxito (mayor o menor) en experiencias previas.
– Las condiciones socioculturales.
– El estatus.
– Las vivencias familiares y el entorno próximo al alumno.

RESUMIENDO

Cada individuo debe ser considerado individualmente.
No pondremos etiquetas en virtud de sus rasgos sobresalientes.
No les encasillaremos (todos pueden superarse o hundirse).

EL GRUPO

II) CARACTERÍSTICAS DE LOS GRUPOS

Un grupo se puede definir, (Según Krech y Asociados, 1.965) como dos o mas personas que reúnen las siguientes condiciones:
1º.- Las relaciones entre los miembros son interdependientes. (La conducta de uno influye sobre los demás).
2º.- Sus miembros comparten una ideología. (Es decir, un conjunto de valores, creencias y normas que regulan su conducta mutua).

Los grupos pueden clasificarse y de hecho lo están según sus características:

UNA CATEGORÍA: Grupo de individuos que comparten una característica, por ejemplo, los entrenadores de Karate.

UN AGREGADO: Categoría de personas que comparten un mismo espacio-tiempo, por ejemplo los entrenadores de Karate reunidos el día X a la hora X en la sede de la FCK.

UN GRUPO FUNCIONAL: Grupo en el que sus miembros comparten un objetivo o meta común y están involucrados en un proceso continuado de interacción social.
Este último es el grupo que tiene interés para nosotros.
Hay diferentes formas en las que un individuo puede llegar a formar parte de este último grupo.
1.- Por adscripción (un individuo está adscrito a su grupo familiar) su decisión individual no cuenta.
2.- Por adquisición (un individuo decide formar parte del equipo de su barrio).
En este segundo caso se nos pueden plantear dos disyuntivas:

  1. a) Que tenga condiciones suficientes para formar parte del equipo;
    b) Que no las tenga;

Esto dependerá de que el grupo sea:

– PERMEABLE O ACCESIBLE (Deportes Juego);
– IMPERMEABLE O INACCESIBLE (Deporte Elite);

Esto nos lleva al estudio de las características de los grupos:

PERMEABLE O ACCESIBLE

Es un grupo que llamaremos PRIMARIO, las relaciones interpersonales se realizan en un clima de intimidad de manera abierta, cara a cara y en un ambiente relajado e informal. (El equipo de fútbol del los amigos del barrio).
En este grupo las relaciones personales humanas son el factor de máxima valoración y el grupo es considerado un fin en si mismo.

IMPERMEABLE O INACCESIBLE

Es un grupo que llamaremos SECUNDARIO, Los contactos entre miembros están ajustados a normativa externa. (El equipo de fútbol profesional). Lo que cuenta es la consecución de las metas propuestas.

Los grupos pueden transformarse de Secundario en Primario en cuanto a la relación entre sus componentes, para ello la labor del entrenador es primordial pudiendo sacar provecho de esta evolución dentro de su docencia.

III) EL GRUPO DE TRABAJO

Es el grupo de personas con el que tenemos desarrollar nuestra labor docente. Existen varias características que debemos tener presentes:

a) Se nos pueden presentar individuos que carezcan de motivación para aprender (llegan a nuestra clase obligados por el entorno familiar). Es importante detectar este problema desde un primer momento para evitar que su actitud nos distorsione al resto del grupo y nos impida la cohesión del mismo.

b) En la formación dinámica de los grupos deportivos, se debe tener muy en cuenta el denominado GRUPO DE REFERENCIA para que nos sirva como ejemplo a seguir. Para los jóvenes y adolescentes, los deportistas destacados, constituyen su punto de referencia. Mostrarles su vida, su forma de entrenamiento mediante todos los medios a nuestro alcance (videos, películas, etc.,) constituye una gran ayuda.

c) Otro factor a tener en cuenta es el tamaño del grupo, para deportes de conjunto se considera un grupo ideal, el doble de los participantes en un partido. Para la enseñanza reglada 40 alumnos, pero el grupo ideal oscila entre 20 y 30. Cuanto más numeroso sea el grupo, menos atención directa tendrá cada alumno.

d) Nivel de homogeneidad: se dice que un grupo es homogéneo respecto a determinado aspecto cuando las diferencias individuales de los componentes del mismo e encuentras en unos límites no muy alejados.
Un grupo puede ser homogéneo en un aspecto y heterogéneo en otro, lo que cuenta es saber que tipo de homogeneidad nos interesa.
En el deporte, el objetivo es sacar el máximo provecho de cada uno de los individuos, para lo que puede servirnos el hecho de que el grupo no sea homogéneo y que en la heterogeneidad, se encierre la clave del éxito. Muchas veces es la manera de que el grupo alcance su máximo rendimiento haciendo que la suma del potencial de cada individuo eleve el rendimiento general.
Los criterios de distribución en grupos óptimos en Deporte, están relacionados con el novel del desarrollo motor del alumno y no con su edad cronológica.

e) Es conveniente tener en cuenta lo que llamamos Normas del Grupo, son aquellas que se espera que sus miembros sigan y que son muy importantes en la estructura de cualquier grupo.
En los grupos se establecen normas tanto de carácter formal como informal.
Las de carácter formal las establece el profesor
Durante el proceso de enseñanza, surgen normas que emanan del propio grupo y que son consideradas de carácter informal, estás tienen tanta importancia como las formales y casi nunca se anuncian de manera abierta.
El profesor debe ser consciente y conocedor de la aparición de estas normas, el éxito de su integración con el grupo se basa en gran medida de la forma en que sea capaz de hacer jugar esas normas a su favor.
Es esencial para el profesor/entrenador, mantenerse sensible y receptivo a los procesos del grupo. Cada grupo tanto a más que cada persona es único y en consecuencia el docente deberá mantenerse alerta a los procesos internos que determinan la evolución del comportamiento de los diferentes grupos.

 

Anuncios

Análisis y Construcción de Bunkai

Posted on

Otra opinión sobre el análisis de bunkai. Aspectos interesantes para tener en cuenta.

Fuente: https://karateyalgomas.com/2018/04/18/analisis-y-construccion-de-bunkai-3/

Autor: Traducción al castellano: Víctor López Bondía [Con la autorización de Charles C. Goodin]

Aquí hay algunas pautas y análisis de bunkai a los katas que se practican.


Los movimientos se hacen de cerca

La distancia (maai) en el Karate okinawense es muy corta (tu codo debería ser capaz de tocar al oponente). En ese rango, el bunkai es ilimitado (puedes golpear con cualquier parte de tu cuerpo, aplicar técnicas a la articulación, pisotear, desequilibrar y proyectar). Si estás fuera de ese rango, quizá deberías intentar escapar. La próxima vez que se encuentre en un ascensor lleno de gente, pregúntese qué técnicas funcionarían.

Rango de movimiento

Cada movimiento de un kata representa un rango potencial de movimiento, no sólo un único movimiento. Un golpe de puño al nivel medio incluye todas las alturas (baja, media, alta, y todos los puntos entre ellas). Una parada a nivel medio incluye todas las paradas de la misma familia de dinámica corporal (todas las paradas que pueden ejecutarse con la misma dinámica corporal).

Algunos profesores no estarán de acuerdo con esto, argumentando que las técnicas de un kata son literales y fijas. Aunque respeto esa interpretación, personalmente la encuentro demasiado rígida.

Simétrico

Muchos katas son asimétricos (contienen movimientos que sólo se hacen por el lado derecho o el izquierdo). Las secuencias de makite-uke (parada en espiral) de muchos katas de Matsubayashi-Ryu (Wankan, Wanshu, Rohai y Passai) son buenos ejemplos de ello (sólo se hacen por el lado derecho). El bunkai debería practicarse por ambos lados.

Pocos movimientos

El bunkai se puede aplicar a un único movimiento o a una combinación de movimientos. Cuando la combinación llega a ser demasiado larga, la aplicación tiende a volverse rígida y dependiente de un compañero extremadamente cooperativo. Demostrar una combinación larga podría parecer impresionante pero en una situación real, tu respuesta probablemente será corta y al grano. Las combinaciones normalmente siguen la secuencia del kata. Sin embargo, las combinaciones se pueden practicar fuera de la secuencia e incluso ensamblarse entre diferentes katas.

Movimientos dobles

Los movimientos dobles simultáneos deberían practicarse juntos, por separado, y desincronizados. Piense en una parada doble a nivel medio (a veces denominada “wari uke”) como la que se encuentra hacia el final en Pinan Godan. Estas paradas podrían analizarse juntas (como dos paradas simultáneas), por separado (derecha o izquierda), y desincronizadas (primero la derecha, después la izquierda, y viceversa). Cada parada, que representa un rango de movimientos, podría practicarse como alta, media, o baja (y todos los puntos entre los tres niveles). Además, dado que una parada puede ser un golpe de puño (o simplemente un golpe), estas variantes deberían practicarse también.

Múltiples ataques

Imagine que el agresor golpea con la derecha. Aplique su análisis. Ahora golpea con la izquierda. Aplique de nuevo. Ahora imagine que le agarra del cuello de la camisa. Aplique de nuevo. Ahora apuñala. ¿Pilla la idea? El ataque no está fijado. Tu respuesta no está fijada.

Movimientos vacíos

No deje al agresor de pie. Imagine que el agresor golpea. No bloquee simplemente y se luego se gire para enfrentarse al siguiente atacante. Los movimientos normalmente hacen daño. Piense en el primer movimiento de Pinan Yondan. Si es simplemente una parada (doble), ¿qué pasa cuando giras para el segundo movimiento? ¡El primer agresor está ahí todavía! Pero si el primer movimiento es una parada y golpe combinados, o si es un movimiento de grappling que fluye hasta el segundo movimiento, entonces el bunkai tiene más sentido.

El grappling está oculto

Muchas técnicas de golpeo funcionan mejor cuando se aplica primero una inmovilización de articulación o una proyección. La proyección o inmovilización de articulación puede que esté oculta (representada como una parada estándar) o incluso eliminada del kata. Busque proyecciones cuando una parada alta vaya seguida por una parada baja y viceversa. Los movimientos dando un paso a menudo son zancadillas.

Algunas paradas dobles son inmovilizaciones de brazo o soltarse

Muchas técnicas, especialmente aquellas que incluyen paradas dobles como morote uke, y todas las formas de shuto, pueden interpretarse como inmovilizaciones de brazo o liberaciones (aplicando presión para romper el brazo, la pierna o incluso la cabeza del agresor).

Dos manos juntas

Cuando tus manos están juntas (o cerca una de la otra), busca el elemento de grappling, en especial cuando una mano abierta está cerca de una mano cerrada. En la posición de comienzo de un kata, imagina que ya has aplicado una inmovilización de articulación. Eso funciona particularmente bien en la serie Naihanchi.

Utiliza tus manos juntas

Tus dos manos deberían trabajar juntas. Hay un dicho que dice que tus manos deberían ser como hombre y mujer.

No recojas la mano vacía

En muchos estilos de Karate, la mano contraria se recoge durante un golpe. Una interpretación es que el brazo (o codo) que regresa puede utilizarse para golpear a alguien que te está agarrando desde detrás. No obstante, es mucho más probable que la mano que regresa (hikite) esté retorciendo o estirando de algo, como el brazo, pelo o ingle del agresor.

Golpes dobles

Cuando golpeas simultáneamente con las dos manos, la mano más cercana a tu cuerpo es probablemente un agarre (agarra el ataque del agresor). El último movimiento de Tekki Shodan es un buen ejemplo de esto. Los agarres a menudo se representan como golpes de puño.

Rechaces y controles

Cuando bloqueas con una mano, tu otra mano frecuentemente rechaza o controla el ataque primero. Si el rechace o control tiene éxito, la parada puede cambiar instantáneamente a un golpe efectivo.

Más que seiken

Hay muchas formas de transmitir potencia con las manos. Si tu kata sólo utiliza seiken (golpe de puño con los nudillos), intenta utilizar otras formas (un nudillo, dos nudillos, nudillo del dedo índice, nudillos de los dedos, puntas de los dedos, etc.). El tipo de puño u otra parte de la mano utilizada depende de la estructura anatómica que se va a golpear.

Más que chusoku

De manera similar, hay muchas más formas de dar una patada que con el chusoku (balón del pie). Las patadas en los estilos antiguos a menudo se hacían con la punta de los dedos de los pies (tsumasaki geri), clavándolos. Las patadas también se hacían con el gran nudillo que hay al lado de la base del dedo gordo del pie, con el canto del pie, y con el talón. Una patada a la ingle utilizaría el empeine. La rodilla también podía utilizarse. No limite sus patadas.

Patadas siempre que sea apropiado

Los katas por lo general contienen pocas patadas. Eso no significa que sólo deberías dar una patada cuando hay una presente en la técnica. Propina una patada siempre que sea apropiado, en particular cuando has agarrado al agresor. Recuerda que una patada representa un rango de movimiento más que una única técnica.

Patadas bajas

El Karate de estilo antiguo sólo utilizaba patadas bajas (por lo general por debajo de la cintura). Hay un dicho que dice que si quieres golpear a alguien en la cabeza, deberías tirarlo al suelo primero. Si das una patada alta, el agresor podría darte una patada en la ingle o en la pierna de apoyo. También te hace vulnerable a las técnicas de grappling.

No olvides los pies

Las técnicas de Karate se aplican simultáneamente en múltiples niveles (jo, chu, ge). No olvides pisar sobre los pies del agresor, retorcer sus piernas, golpear sus rodillas, etc. Sujeciones de pierna, pisotones y barridos están ampliamente presentes en la serie de katas Naihanchi. De nuevo, estas técnicas funcionan mejor cuando estás muy cerca del agresor.

Uraken

Utiliza el revés del puño en conexión con otros movimientos. El revés del puño puede seguir fácilmente a un golpe, bloqueo o golpe con el codo.

Posición natural

Hay ciertas secuencias naturales tales como golpe de puño, golpe de codo, golpe de hombro, uraken. Estas cuatro técnicas pueden “lanzarse” como un único movimiento. Con un movimiento, golpeas varias veces.

Para, golpea, manipula, lanza, márchate.

Hay también fases en las aplicaciones. Al final, el agresor probablemente debería estar en el suelo o retorciéndose de dolor. Tú deberías estar marchándote o listo para el siguiente agresor.

Simple es mejor

No te enamores del bunkai complicado. Lo más simple es más rápido y es menos probable que salga mal. Las técnicas más simples son golpes. Esa es la razón por la que los profesores que golpean bien no hacen hincapié en el grappling.

Todo tiene buen aspecto cuando está concertado

Es fácil defenderse de un ataque acordado. Las demostraciones siempre parecen perfectas. El bunkai te ayuda a prepararte para un ataque inesperado o cambiado. Una cosa es aprender palabras de vocabulario, ser capaz de conversar libremente ya es otra cosa.

Ejercicios por parejas

El bunkai puede adaptarse fácilmente a ejercicios o trabajos por parejas. Esa es la idea y quizá de ahí es de donde surgió originalmente el kata (una recopilación de ejercicios por parejas con el compañero eliminado). Recuerde las artes Kenpo. Para cada ataque hay un conjunto de respuestas. El investigador, escritor y experto en Karate Patrick McCarthy es un fuerte defensor del proceso de ejercicios por parejas, a los que él llama renzoku-geiko. Él ha teorizado que los antiguos katas representaban la culminación de aquello que el alumno ya había aprendido (fundamentos y ejercicios por parejas) más que ser el principal vehículo para enseñar tales técnicas.

Conectando los movimientos

Una vez practicas bunkai, verás cómo los movimientos de un kata se conectan unos con otros, y cómo conectan con movimientos de otros katas. Los katas son herramientas útiles, no fórmulas sagradas.

Cuerpo muerto

El bunkai te hace darte cuenta de lo que puedes hacer en cualquier punto del kata. Cualquier espacio muerto, o lugares donde no puedes moverte fácilmente, se harán evidentes. Evita tener un cuerpo muerto (shinitai). Deberías ser capaz de moverte (y transmitir potencia) libremente, en cualquier dirección, en cualquier momento.

No olvides la dinámica corporal

El Karate requiere un movimiento extraordinario. Con la dinámica corporal adecuada, podemos movernos rápidamente y generar y transferir máxima potencia, todo ello con mínimo esfuerzo. Sólo entonces podemos utilizar realmente las aplicaciones que hemos aprendido a través del análisis del bunkai. El entrenamiento de kata puede ayudarnos a desarrollar un movimiento extraordinario.

No estés limitado

La idea es liberar tus movimientos, no restringirlos. Incluso listas como esta pueden ser un obstáculo. Mantén una mentalidad abierta.

No hay secretos

El bunkai cubre el espectro desde lo simple hasta lo complejo. A veces un golpe de puño es simplemente un golpe de puño. A veces la verdadera aplicación puede parecer estar oculta. Pero en realidad no hay secretos en el Karate. Una vez entiendes la técnica, los significados están a simple vista. Los profesores tienen el derecho y la responsabilidad de enseñar lo que es adecuado para cada alumno en su nivel de entrenamiento. Pero es un error calificar técnicas como secretos. Hay simplemente bunkai que conoces y bunkai que no conoces todavía.

Los katas y Funcionamiento del Cerebro

Posted on

Fuente: http://www.rincondeldo.com/los-katas-y-funcionamiento-del-cerebro/

Autor: Doctor Francisco Aboitiz

Doctor Francisco Aboitiz y Alonso Hernández Martos CN-8ºDan

Excelente e importante artículo!!!, muy interesante de leer, es vital tener el conocimiento científico para poder brindarle a nuestros alumnos una mejor explicación sobre el entrenamiento diario….

A disfrutar de la lectura…

LOS KATAS COMO TRABAJO TERAPEUTICO – Alonso Hernández Martos 8º Dan

Al leer este artículo sobre el funcionamiento del Cerebro vino a confirmar mi teoría de la gran importancia que tienen los movimientos de Karate realizados en los Katas.

Según la medicina tradicional Oriental los movimientos que realizamos no solo los memoriza el Cerebro si no que se memoriza en determinados Órganos en el caso de los movimientos (Dicen que se Memoriza ó atesora en el Hígado) un ejemplo de ello seria cuando aprendemos a nadar, patinar, montar en bicicleta etc.  Podremos observar que aunque pase tiempo que no practiquemos dichas actividades no se olvidan, lo haremos mejor o peor pero nunca se nos olvidaran.

Los Katas podrían usarse como un trabajo terapéutico para mejorar la memoria y el estado físico del individuo dado que no solo intervendría el Cerebro sino también los órganos correspondientes.

Los Katas están compuestos por gran variedad de movimientos siguiendo un orden lógico, teniendo a su vez un significado practico de aplicación.

Los movimientos que nos encontramos en los Katas estimulan la circulación sanguínea lo cual de todos es sabido los beneficios que aporta a nuestro organismo, siendo la realización de ejercicio aconsejado por los Médicos.

Con los Katas tenemos la ventaja sobre otras formas de ejercicio el trabajo de prácticamente todas las articulaciones del cuerpo lo que nos serviría para prevenir y retrasar los síntomas de la temida artrosis.

También seria de destacar el estimulo de los meridianos de energía del cuerpo en los cuales esta basada la medicina Oriental.

Como podremos ver en el articulo del Doctor Francisco Aboitiz. Se trabaja gran parte del Cerebro lo que posiblemente nos serviría para mejorar, evitar o retrasar posibles enfermedades de falta de memoria.

EL FUNCIONAMIENTO DEL CEREBRO

Aparte de un acondicionamiento físico apropiado, el karate proporciona elementos de coordinación motora y de actitud hacia el entorno que dependen de funciones cerebrales específicas y son aplicables a muchos ámbitos de la vida. El entrenamiento en esta disciplina –como en otras artes marciales- permite reforzar formas de memoria y estados atencionales que son fundamentales para el desarrollo motor y cognitivo, y cuyas bases neurológicas comienzan a comprenderse poco a poco.

Una de estas formas de memoria es la llamada memoria procedural, que consiste en la automatización de rutinas de movimientos aprendidos. Además, el estado de atención requerido por un karateca implica tanto un balance emocional perfecto como el entrenamiento de formas de memoria a corto plazo que permiten estar consciente del entorno al mismo tiempo que se mantiene la atención focalizada en un punto.

Cada una de éstas características se basa en un sistema neurológico distinto para funcionar, los cuales serán descritos a continuación.

LA MEMORIA PROCEDURAL EN EL KATA

Un elemento fundamental en el aprendizaje del karate lo proporciona el kata, que es un combate simulado contra varios adversarios. En éste se practican tanto los movimientos básicos como las secuencias que permiten que ésta sea una técnica formidable. Durante el aprendizaje de los complejos movimientos que configuran un kata determinado, se pasa por al menos dos etapas.

En una primera etapa, el aprendiz se hace paulatinamente consciente de los movimientos, las posturas y la secuencia que debe seguir durante la ejecución del kata.

Como resultado de la práctica repetitiva del kata, se pasa a una segunda etapa en la cual los movimientos ya no requieren del uso de la conciencia para ser ejecutados, sino que comienzan a ocurrir en forma inconsciente o automática..

Se dice entonces que el aprendiz ha “incorporado” el kata, y puede entonces aplicar el uso de éste en otras situaciones. En general, el aprendizaje del karate consiste en este proceso de “incorporar” la técnica de manera de poder desarrollarla espontáneamente, sin necesidad de pensar en ella. Es en ese momento que la persona verdaderamente conoce la técnica.

Estas dos etapas corresponden a procesos bien definidos en el ámbito neurológico, y que tienen que ver con el aprendizaje de movimientos complejos en general. En una primera etapa, cuando no conocemos la secuencia motora y debemos estar atentos a ésta para asimilar los elementos fundamentales de ésta, requerimos de una actividad consciente, que registre en el “disco duro” del cerebro el esquema motor que estamos aprendiendo.

Para ello, son fundamentales las regiones motoras y sensoriales de nuestra corteza cerebral (la corteza cerebral es la región más externa de nuestro cerebro, que muestra una serie de convoluciones y da al cerebro una apariencia arrugada), ubicadas en la mitad posterior del cerebro.

Entre estas regiones destaca la región parietal que está involucrada en proporcionar al individuo una imagen de su propio cuerpo. La práctica repetida del ejercicio permite que en estas regiones de la corteza se consolide una memoria o representación del movimiento, que es enteramente consciente.

FIGURA 1. CORTEZA CEREBRAL (VISTA LATERAL)

 

En la segunda etapa, en que se “internaliza” el kata, ocurre un desplazamiento de la representación de la secuencia de movimientos hacia regiones mas profundas del cerebro. Bajo la corteza cerebral, existen unos núcleos llamados ganglios basales, que están involucrados en la puesta en marcha y ejecución de secuencias motoras automáticas. Por ejemplo, la enfermedad de Parkinson se caracteriza, además del temblor en las mano, por la incapacidad de iniciar y ejecutar los movimientos y precisamente afecta el funcionamiento de los ganglios basales.

Se cree que la transición de la memoria consciente hacia la memoria automática consiste fundamentalmente en una transferencia de la representación del movimiento desde la corteza cerebral hacia los ganglios de la base, por un mecanismo que aún falta por esclarecer. Se sabe que existen extensas conexiones entre la corteza cerebral y los ganglios basales, pero por el momento se desconocen los detalles de cómo puede ocurrir el traspaso de la información entre ambas estructuras.

FIGURA 2. LA CORTEZA Y LOS GANGLIOS BASALES

Cuando el esquema del kata ha quedado representado en los ganglios basales (ha sido “internalizado”), toma la forma de una memoria procedural, y pasa a ser parte del repertorio de respuestas inconscientes y automáticas. Es entonces cuando se transforma en un arma poderosa para el individuo.

El balance emocional y la atención en la actitud de combate.

Un elemento importantísimo para el karateca lo constituye la llamada actitud de combate. Ésta involucra un balance emocional en el cual no exista lugar para el miedo o la ira aunque sin embargo el alerta esté activado en un grado máximo; y esto último involucra tanto un foco muy nítido de atención como una clara conciencia de lo que está ocurriendo en el entorno.

El balance emocional depende en gran medida de un sistema de núcleos que es llamado el sistema límbico. Éste regula las motivaciones básicas como el hambre, la conducta sexual, el miedo y la agresión.

Sin embargo, un control más fino de estos impulsos los realiza una región de la corteza cerebral llamada corteza orbitofrontal (porque es la parte de la corteza frontal que se localiza sobre las órbitas de los ojos).

En esta región se efectúa el delicado balance entre nuestros impulsos que nos permite comportarnos en sociedad, y nos permite distinguir lo que es adecuado de lo que no lo es.

El equilibrio requerido para poseer una actitud de combate óptima, en que el karateca debe controlar tanto la ira como el temor, y mantener un alerta máximo, adivinando los movimientos e intenciones del adversario, se logra en parte a través del entrenamiento de esta región del cerebro.

Por otro lado, la capacidad de mantener un foco de atención depende en parte de una región denominada cíngulo anterior, que se localiza en la región medial de la corteza frontal. Por ejemplo, el cíngulo anterior muestra una sobreactivación en los niños con síndrome de déficit atencional.

Además, la llamada corteza frontal, localizada en el extremo anterior del cerebro, participa de dos maneras en la regulación de la atención. En primer lugar, permite que exista una conciencia clara de lo que ocurre en el entorno, gracias a una forma de memoria que se denomina memoria de trabajo.

Este tipo de memoria permite mantener en mente eventos que han ocurrido hace segundos,  utilizar esa información para la conducta que se está ejecutando en cada instante.

De esta manera, la acción coordinada de muchos sistemas cerebrales permite la generación adecuada de una actitud de combate que es sólida, impenetrable, y que permite al combatiente enfrentar en forma balanceada a su oponente.

Como comentario final. En vista de lo discutido, el entrenamiento del karate no debe ser considerado un mero ejercicio físico, sino que involucra además el desarrollo de regiones  del cerebro que participan en elementos tan fundamentales como son la memoria, la atención y el balance emocional.

El kata permite la incorporación de Pautas motoras automáticas que pueden ser de gran utilidad en la vida diaria, tanto como para mantener una postura física adecuada como para poder enfrentar ciertas situaciones de urgencia con mayor eficacia. Tal vez más importante, la adquisición de un balance emocional adecuado y un manejo eficiente de la atención, a través del desarrollo de la actitud de combate son fundamentales para desenvolvernos en múltiples ámbitos de nuestra existencia.

Francisco Aboitiz, Ph. D. Profesor Asociado, Facultad de Medicina, Universidad de Chile Cinturón Negro 2º Dan.

 

9 Señales que demuestran que tienes un gran Instructor

Posted on

Fuente: http://artesmarciales.guru/9-senales-que-demuestran-que-tienes-un-gran-instructor/9/

Como siempre sucede, buscando una información encontré otra….

Me parece interesante de leer…

Quizás uno de los aspectos más importantes en tu viaje por las artes marciales es tu instructor. Un gran instructor puede inspirarte para que tu viaje por las artes marciales sea de toda la vida; se convierte en una búsqueda de excelencia y continua autosuperación.

¿Sientes curiosidad por saber qué hace a un buen instructor?

Les presentamos 9 señales que demuestran que tienes un gran instructor.

1- Él Ama lo que hace.

Hay una gran diferencia entre alguien que se apasiona por lo que hace y alguien que sólo hace su trabajo para salir adelante. Si tu instructor es apasionado por su trabajo, entonces él lo hará porque de verdad quiere ayudar a sus estudiantes a convertirse en los mejores artistas marciales que puedan ser.

2- Tiene un profundo conocimiento de las artes marciales.

Toma años de dedicación para convertirse en un Campeón Mundial de Karate o en un cinturón negro de Karate. A través de esos años de entrenamiento y competencia, no queda duda de que han heredado el conocimiento detrás de las técnicas perfectas que muestran en clase. Al mismo tiempo que comparten con sus alumnos para inspirarlos a trabajar más duro.

3- Sabe cómo motivar a sus estudiantes.

Ya sea a través de palabras, elogios o una simple palmadita en la espalda, nada se siente mejor que recibir reconocimiento por todo el trabajo duro. Un gran instructor conoce la fórmula adecuada para motivar a sus estudiantes con aprobación, guía y desafíos.

4- Ayuda a sus estudiantes a fijar objetivos.

Todo artista marcial entiende la importancia de fijarse metas. Un buen instructor ayuda a sus estudiantes a alcanzar sus objetivos sin importar si son de corto o largo plazo. También ayuda a definir esas metas y los motiva a trabajar por alcanzarlas sin importar nada.

5- Demuestra respeto.

Aunque los instructores inculcan el valor del respeto en sus estudiantes, demostrarles que el respeto es mutuo ayudará a cualquier alumno a desarrollar lo mejor de sus habilidades. También entienden la importancia de aprender de sus estudiantes sin importar el nivel de habilidad. Todos están en el camino de la autosuperación sin importar su lugar en su viaje por las artes marciales.

6- Sabe cómo divertirse.

El honor y el respeto son principios que evocan cierta aura de seriedad – pero un buen instructor sabe que no mantendrá la atención de sus estudiantes para siempre sólo siendo disciplinado y directo. Un gran instructor es enérgico, incansable y sabe cuándo reír o contar un chiste.

7- Es un gran ejemplo para sus estudiantes

Aparte de impartir buenas clases, un instructor es respetado y admirado por su integridad y el espíritu indomable que adquirió a lo largo de años de entrenamiento y enseñanza. ¡No cualquiera posee esas habilidades!

8- Da soluciones creativas a sus estudiantes.

Hay muchas técnicas que todavía se están desarrollando y renovando, evolucionan constantemente a través de los años. Un gran instructor reconoce esto y no teme romper la tradición de vez en cuando. También sabe cómo adaptar una técnica para personas con diferentes capacidades de aprendizaje y es paciente para hacerlo.

9- Es desinteresado.

Cuando un artista marcial decide convertirse en instructor, su enfoque cambia. Entrenar ya no es para su propio beneficio; lo es también para sus estudiantes. Se involucra más en el desarrollo de las habilidades de sus estudiantes y eso está por encima de todo.

Si tu instructor tiene algunas de estas cualidades, ¡entonces estás en buenas manos! Si decides convertirte en instructor, recuerda estos valores y aplícalos en cada sesión de entrenamiento.

 

El Ciclo de la ignorancia . .

Posted on

Fuente: https://karateyalgomas.com/2018/01/11/el-ciclo-de-la-ignorancia/

Es una forma diferente de expresar lo que digo a menudo en la práctica diaria sobre kata y bunkai.

Para estudiar y comprender…

 

Recientemente he estado pensando en el bunkai. No es que no piense en bunkai a menudo, pero desde hace un tiempo he estado preguntándome de dónde viene este reciente interés en el bunkai (ciertamente entre la gente de Goju-Ryu)… Lo que es más, he estado preguntándome por qué tanta gente publica material suyo en youtube, mostrándole sus métodos de lucha a cualquiera que se moleste en mirar… Desde el punto de vista de la autodefensa… ¡Eso es muy estúpido!
Mi sensei me animó a descubrir mi propio bunkai, a desarrollar mi propia comprensión del kata que estaba practicando: hacer mío el Karate. Me pregunto… ¿Cómo vas a hacer descubrimientos si lo único que haces es esperar a que a otra persona se le ocurra un bunkai para después copiárselo?. ¿Cómo llegas a desarrollar una comprensión personal profunda de tus katas si tu bunkai te lo ha dado otra persona?.
Cada década o así aparece algo “nuevo” en el mundo del Karate y en el momento justo, el mundo se divide en dos: aquellos que lo venden y aquellos que lo compran. Yo creo que el bunkai, por cierto una palabra que hace tan sólo diez años la mayoría de karatekas nunca habían escuchado, ha experimentado esa división. El mundo del Karate está ahora inundado de vendedores, perdón… “especialistas en bunkai”, muy dispuestos (a cambio de dinero) a pensarlo todo por ti y enseñarte todo lo que saben, lo cual normalmente equivale a una fracción de lo que necesitas saber.
Los katas de Karate están ahí para ser explorados y personalizados, están ahí para ser estudiados y absorbidos y para que sus principios cobren vida a través del descubrimiento y el esfuerzo personal. Si tu estudio de kata es auténtico, si tiene vida, entonces ¿de qué te sirve el bunkai de otras personas?. Para todos aquellos que piensan que los katas de Karate surgieron a partir de las experiencias en el campo de batalla de los samurais okinawenses… ¡Creced un poco! Pues a diferencia de los katas que se encuentran en Kobudo, hoy hay pocos katas de Karate que tuvieran su origen en Okinawa.
A medida que pasa el tiempo y el ciclo de la ignorancia en el mundo del Karate sube y baja con cada generación, no está nada mal detenerse un instante y reflexionar sobre tu comprensión del Karate y de dónde viene esa comprensión. Entrenando con mis senpais recientemente, uno de ellos comentó: “Si la gente no conoce bien el kata, no sirve de nada aprender el bunkai”. En el ajetreo por ser entretenidos por bunkais largos y en mi opinión, demasiado complicados, muchísimas personas en el mundo del Karate están descuidando interactuar, de manera significativa, con los propios katas.

Fuente:
“The Ebb and Flow of Ignorance”
Traducción al castellano: Víctor López Bondía [Con la autorización de Michael Clarke